martes, 10 de abril de 2012

El día que empezó la crisis

Todos los estadounidenses de la generación anterior a la nuestra saben dónde estaban el día que asesinaron al Presidente John Fitzgerald Kennedy. Algo así supongo que nos pasará a los españoles el día del 11-M (yo recuerdo perfectamente que estaba en Lisboa trabajando en mi antigua empresa, McKinsey & Company).
En mi caso tampoco olvidaré nunca el día que empezó la crisis económica que sufrimos en este momento y que tendremos entre nosotros por tiempo largo.
Mucha gente, en particular aquéllos que se han dejado engañar por la tesis zapateriana de que la crisis fue provocada por otros y contagiada a España (como si nosotros no hubiésemos hecho nada por merecerla), afirma que ésta empezó en los Estados Unidos el 15 de septiembre de 2008 con la quiebra de Lehman Brothers.
Al Zapaterato esa fecha le viene fenomenal, pues puede decir con la cabeza bien alta que los socialist@s no mentían cuando en la campaña electoral de 2008 negaban que fuese a haber crisis (“ni la hay, ni se la espera”, decía esa desgracia con patas llamada Rodríguez Zapatero).
La realidad es otra. Ni la crisis se desató en los Estados Unidos ni fue en septiembre de 2008. Tuvo lugar un año antes, el 9 de agosto de 2007, en París, cuando el banco BNP Paribas declaró que no era capaz de valorar los activos de dos fondos porque no encontraba liquidez en el mercado. Ese mismo día el Banco Central Europeo inyectó 95.000 millones de euros en el mercado bancario y la Reserva Federal 24.000 millones de dólares. Las bolsas se desplomaron, pero aquel dinero consiguió dormir al oso durante unos días más.
Recuerdo perfectamente cuando abrí el periódico en México el viernes 10 de agosto antes de bajar a la playa y leer la noticia de la inyección en la primera plana. Una falta de liquidez en un país como España que vivía de la hormigonera que había puesto en marcha el irresponsable de Aznar solo podía significar una cosa: desempleo. A veces comento con mi mujer aquel día, cuando estábamos de vacaciones y yo trataba de explicarle qué significaba eso de la inyección de fondos de la Fed, la liquidez del sistema bancario, las subprime y demás. Supongo que a ella todo aquello le pareció algo lejano y ajeno. No era la única. A Zapatero también. Y así nos fue.
Este año se cumple el 5º aniversario del inicio de la crisis. Y también del famoso "estamos en la champions lig de las economías" que dijo Zapatero el 11 de septiembre de 2007 (un mes después de la explosión. Hace falta ser inútil).
Y vosotros, ¿dónde estabais el 9 de agosto de 2007?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada