domingo, 3 de febrero de 2013

Corruptos y cómplices



Con algunas excepciones, hasta la llegada de los movimientos obreros de principios de siglo XX, en España a la política se dedicaban principalmente los ricos. La política era un divertimento, una ocupación más como el bridge, la caza, la tertulia, o lo que quiera que hicieran las clases altas de aquella época.

Por supuesto, una vez metidos en política las posibilidades de expandir sus fortunas no escaseaban. Pero ya se trataba de aumentar el patrimonio, no crearlo de cero.

Con el tiempo empezaron a aparecer los primeros medradores de la cosa pública. Gente que llegaba a esto con una mano detrás y otra delante con la esperanza de enriquecerse. Con la dictadura de Franco, la enorme corrupción que había recaía en las manos de gente de una misma línea política. La democracia nos regaló la corrupción ideológicamente generalizada que conocemos hoy en día.

Han pasado casi 20 años desde el caso Filesa donde conocimos la asquerosidad de la financiación irregular del PSOE. Ahora los de enfrente nos demuestran con el caso Gürtel que para sinvergüenzas tanto valen unos como otros.

¿Han circulado pagos en negro en el Partido Popular? Yo estoy convencido de que sí. Que me expliquen si no por qué un tesorero va a tener un registro de entradas y salidas de tesorería desde el año 90 (¡!), y mezclando apuntes verdaderos con otros falsos. Puede que se piensen en el Partido Popular que somos idiotas, y alguno quizá lo seamos. Pero esto es demasiado incluso para los más idiotas de nosotros.

El esperpento alcanza cotas difícilmente imaginables cuando sale Rajoy diciendo que ¡va a enseñar sus declaraciones fiscales! Como si ahora los cobros en negro se declarasen a Hacienda.

¿Qué están pasando ahora en la sede del Partido Popular? Supongo que un ejército de abogados y gestores estarán intentando hacer pasar esos cobros como pagos legítimos de anticipos, devoluciones, préstamos, etc. y posteriormente cuadrarlos con las declaraciones fiscales de Rajoy. Suena complicado y en realidad es muy difícil de conseguir. Si es cierto que Rajoy se llevaba unos 25.000 euros anuales en negro es posible que eso representase entre un 10% y un 25% de su renta, lo cual resulta casi imposible de enmascarar.

Si lo que publicó El País fuese falso, la cúpula del PP ya se habría querellado contra todo bicho viviente. No lo han hecho, como tampoco lo hicieron los socialistas con el caso Filesa. Aquello fue cierto y esto también lo será. Pero ni entonces ni ahora pasará nada. Seguirán alternándose en el gobierno gracias a los cómplices que les avalen con su voto.

Pero yo no lo haré. Este idiota ya se ha cansado.

1 comentario:

  1. yo soy otro idiota que ya no , una cosa es intuirlo y otra ver un metodo instaurado ; el tema es ¿ y ahora que o quien o quienes? somos un pais de pillos y lo hemos llevado demasiado lejos , hemos mirado para otro lado demasiadas veces .
    cada uno en nuestro ambito debemos actuar por el pais por el futuro y por nuestros hijos y jovenes.

    ResponderEliminar