jueves, 24 de septiembre de 2015

La ¿independencia? de Cataluña y los #emprendedores

Estos días muchos amigos me preguntan por las consecuencias económicas de una posible independencia de Cataluña. Algunos de ellos son emprendedores, así que voy a aprovechar este post para comentar un poco cómo sería el tema y os hagáis una idea.
Empecemos por lo que pasaría en el resto de España. 
Hay consenso en opinar que nuestro PIB bajaría una barbaridad, entre 3 y 5 puntos probablemente. Ello supondría un fuerte repunte del paro y, por tanto, agravaría nuestra ya pésima situación. A pesar de que recibiríamos todo el tejido industrial y financiero que huya de Cataluña, que no sería poco, es muy probable que tuviésemos que ser rescatados por Europa. Yo diría que tardaríamos años en volver a estar donde estamos ahora mismo, así que imaginad.
Pero el verdadero espectáculo se viviría en Cataluña. 
Sin moneda propia, fuera de la UE, fuera del Eurosistema y fuera del BCE, los bancos que no saliesen de allí entrarían en bancarrota a los pocos días (esto lo ha explicado muy bien el gobernador del Banco de España, así que no me detendré en ello. Buscad el artículo de El País para más detalles). A esos bancos tendría que rescatarlos el Banco de Cataluña, que no existe, y aunque existiera necesitaría una cantidad ingente de fondos que no podrían provenir de la UE, puesto que Cataluña no sería estado miembro. Total, que su economía tendría que funcionar sin un sistema financiero propio, lo cual sería algo digno de verse.
Pero hay más. Si bien es cierto que Cataluña podría seguir usando el euro, lo más normal es que le interesase acuñar su propia moneda. Y aquí vendría un problema aún mayor. Sus activos estarían representados en su nueva moneda pero todas sus deudas (enormes, por cierto) seguirían denominadas en euros. Debido a la debilidad de la balanza de pagos catalana (de la que ahora hablaré), la moneda catalana sería devaluada progresivamente y ello haría la deuda catalana (en euros) prácticamente impagable. Si tenemos en cuenta que no tendrían la posibilidad de recurrir a socios europeos que les rescaten, la única solución para ellos sería pedir dinero al FMI, y que pregunten en Latinoamérica cómo se las gasta el FMI cuando presta dinero…
Por último, que no me quiero extender, la balanza de pagos. Si bien es cierto que con la moneda tan pobre que tendría Cataluña sus exportaciones resultarían muy baratas, las importaciones serían extremadamente caras, por lo que es posible que hubiese problemas de abastecimiento como los que se observan en ciertos países latinoamericanos. Y además, ojo. El principal cliente de los productos catalanes seguiría siendo el resto de España, y está por ver que con toda la crisis que generaría en el resto de España este tema de la independencia no se produzca un rechazo a los productos catalanes que desplome su balanza y haga quebrar innumerables empresas.
Y ante todo esto, ¿qué deberían hacer los emprendedores catalanes? A mi juicio, lo mismo que las grandes multinacionales y los bancos. ¿Y qué van a hacer las grandes multinacionales y los bancos? Pues La Caixa, el Sabadell y el Grupo Planeta, entre otros, ya han anunciado que saldrán de Cataluña si hay declaración de independencia. Sin sistema financiero y sin euro, ningún emprendedor puede salir adelante salvo que encuentre petróleo debajo de su oficina.
La verdad es que me parto de risa cuando oigo que el gran problema catalán sería que el FC Barcelona no jugaría la liga española (por cierto, sin los ingresos de la TV española y con la taquilla que deje la Gramanet habría que ver qué plantilla se podría permitir el Barcelona…). 
En la TV3 se habla mucho del caso de Yugoslavia y los países bálticos como ejemplo de secesiones que tuvieron éxito… Bueno, para empezar en esos casos no hubo salida de UE ni de euro, y para continuar la comunidad internacional apoyó y financió esos movimientos. Todo lo contrario que en este caso, en que Europa no quiere ni oír hablar de rescatar a España (y a Cataluña a ver quién la rescata porque no sería estado miembro). Por no hablar que en los casos anteriores no hubo salida de la UE ni del euro, algo a lo que ni Tsipras se ha atrevido.

En resumen, que Cataluña sufriría una crisis económica sin parangón en la Historia Económica reciente. Nada que ver con Argentina, Islandia o Grecia. Yo si fuese emprendedor en Cataluña, no querría estar allí. Pero ya sabemos que a los emprendedores les va la marcha…

1 comentario:

  1. Me parece este post tendencioso y falto de números. Dejen de leer periódicos partidistas y analicen los datos por favor. Le dejo mi análisis (en catalán): http://paufernandez.com/

    ResponderEliminar